Aumento de Glúteos

Implentes de glúteo

gluteoLa cirugía con­siste en la mejoría del con­torno, proyec­ción y aumento del vol­u­men glú­teo medi­ante la colo­cación de implantes de gel de silicón.

La glu­teo­plas­tia de aumento o colo­cación de implantes glú­teos está indi­cado en casos en que se desea un incre­mento en el vol­u­men, mejoría en la proyec­ción y con­torno, no logra­dos con activi­dad física con­stante o con otros méto­dos como la trans­fer­en­cia de grasa a glú­teos o la colo­cación de ácido hialurónico. Otra indi­cación es en caso de falta de desar­rollo mus­cu­lar glú­teo por heren­cia, alteraciones neu­rológ­i­cas, secun­dario a trau­ma­tismos o infec­ciones en la región.

La cirugía de aumento glú­teo con implantes es una exce­lente téc­nica con baja tasa de com­pli­ca­ciones y alto grado de sat­is­fac­ción de los pacientes cuando es real­izada por ciru­janos plás­ti­cos certificados.

Solicita una consulta

Pregunta aqui !

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su Teléfono de contacto (requerido)

Asunto

Su mensaje

Preguntas Frecuentes

Específicamente para esta intervención se recomiendan lavados con sustancias antisépticas de toda la región del periné tres días antes de la intervención.

No requiere cuidados postoperatorios especiales, excepto la utilización de antisépticos en la región perineal durante una semana.

Las suturas de la herida se retiran a partir de los 15 días y podrá empezar a hacer deporte a partir del mes de la intervención.

Tras la intervención sólo hay una precaución especial y es que a partir de la operación la administración de medicamentos por vía intramuscular deberá realizarse en el muslo y no en el glúteo.

No fumar o reducir el consumo de tabaco tres semanas antes y después de la intervención, influye positivamente en la calidad de la cicatrización. Es necesaria la observación del historial clínico del paciente para garantizar que no existan riesgos para su salud, para cualquier intervención quirúrgica. A parte de de esto, no hay ninguna contraindicación específica.

El especialista le informará en la consulta previa a la cirugía. Deben evitarse los anticoagulantes, como la aspirina, y los preparados en cuya composición se encuentre la vitamina E.

Por regla general, el cirujano muestra su archivo de casos (anónimo), en el que busca fotografías del “antes y después” de pacientes con unas características corporales similares para que se haga una idea, que, de todas formas será sólo aproximada.