La liposucción se presenta como la técnica más efectiva para extraer la suficiente cantidad de grasa que se necesita para obtener células madre mesenquimales.

Todos los tejidos del cuerpo humano contienen células madre, pero el tejido adiposo (grasa) es el que contiene mayor cantidad, y su extracción resulta menos agresiva para el paciente que si se extraen de cualquier otro tejido del organismo.

¿Cuáles son las aplicaciones de las células madre?

Las células madre se aplican en medicina regenerativa y se espera que en un futuro más o menos próximo se puedan utilizar en el tratamiento de enfermedades como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, lesiones de la médula espinal, traumatología o enfermedades neurológicas.

PROCEDIMIENTO

Se trata de una liposucción normal con el valor añadido de que parte de la grasa que se extrae se envía a un laboratorio para aislar las células madre, que se cultivarán y conservarán en un banco de tejidos privado. Por tanto consiste en la eliminación de la grasa sobrante en el área del cuerpo afectada mediante su aspiración con finas cánulas que se insertan a través de pequeñas incisiones en los depósitos grasos situados bajo la piel.

Este procedimiento se realiza en paralelo a la liposucción tradicional, sin ningún inconveniente para el paciente.