Las orejas prominentes u orejas en asa son una malformación congénita muy frecuente. Se trata de una anomalía localizada en el cartílago auricular.

En algunos casos, este defecto básico se debe a una falta de pliegue del cartílago en la zona del antehelix, lo que da la apariencia de una oreja sumamente extendida y plana. Otra anomalía común se da cuando una parte del cartílago auricular está excesivamente desarrollado en su porción de unión con el cráneo, lo que provoca el efecto de que las orejas están demasiado separadas de la cabeza y proyectadas hacia los lados.

La otoplastia es una técnica que permite resolver quirúrgicamente estos casos. Es aconsejable realizar este tipo de intervención a partir de los 6-7 años de edad, ya que en ese momento las orejas ya han completado su desarrollo.

PROCEDIMIENTO

Se han descrito numerosas técnicas para la corrección de orejas en asa, pero el método más habitual consiste en hacer una incisión detrás de la oreja hasta llegar a la zona del cartílago que presenta la falta de curvatura. Aquí colocaremos unos puntos de material no reabsorbible que pliegan la oreja de un modo natural, corrigiendo la deformidad.

En el caso de pacientes que presenten además un defecto a nivel de la concha, colocaremos también otros puntos que flexionen esta parte del cartílago hacia atrás. Con ello se consigue disminuir el ángulo que forma la oreja con respecto a la cara en su parte posterior.

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su Teléfono de contacto (requerido)

Asunto

Su mensaje